Craig Frazier

Craig Frazier es un ilustrador estadounidense que ha disfrutado de una distinguida carrera como diseñador gráfico desde 1978. Sin embargo, en 1996, optó por empezar de nuevo y trabajar con la ilustración. Como diseñador, Frazier ha recibido numerosos premios y ha sido reconocido internacionalmente por su trabajo. Vive y trabaja en San Francisco, dónde tiene su proprio estudio.

 

Frazier es comisionado para crear ilustración corporativa y editorial, por empresas de diseño, publicaciones editoriales y agencias de publicidad. Es un frecuente colaborador del NYTimes, Time Magazine, Business Week,  Wall Street Journal y muchos otros. También ha diseñado varios sellos para el Servicio Postal de los EE.UU. Ha publicado una monografía titulada The illustrated voice, varios libros para niños y ha creado con Tom Corwin una novela ilustrada.


El primero paso en el proceso creativo de Frazier es esbozar, hacer aquello que él llama de ‘Idea Blips’. Él busca entre eses primeros bocetos una idea fuerte para sustener su ilustración – su objetivo es producir un contenido claro y memorable utilizando sin embargo simplicidad y ingenio. Su estilo es muy proprio, utiliza muchas metaforas visuales y una grande redución grafica de la figuración.


Ve también la ilustración como un otro modo de conversar, y busca en los distintos encargos que tiene, el tono de voz que deve utilizar, como si fuera una conversación oral.


Su ilustración comercial y muchos de sus libros son creados mediante Amberlith recortada con un cutter exacto y luego coloreada en Photoshop. Sin embargo, a veces utiliza otras tecnicas. En el año 2009, ilustró una novela para adultos con cincuenta dibujos a pluma y tinta – Mr. Fooster Traveling on a Whim – y el libro infantil Bee & Bird es una combinación de simples dibujos a tinta de línea coloreados en el ordenador.


Tiene como influencias Leo Lionni, Alan Cober y Christoph Niemann. También se siente la influencia del trabajo de René Magritte.
La obra de Craig Frazier tiene la marca de la busca de una ‘buena idea’. No es solo un trabajo tecnicamente bueno, muy recortado y geometrico. Está lleno de pequeños juegos, es ligero pero memorable, y sobretodo conversa con el espectador, cuentale historias y lo invita a una interpretación personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s