Isidro Ferrer

Nacido en Madrid en 1963, se licenció en Arte Dramático y Escenografía. Trabajó como actor en varias compañías de teatro hasta que un accidente en una gira le quitó del escenario.
Entonces comenzó a trabajar en el Heraldo de Aragón en Zaragoza como diseñador de layout en 1988. El tiempo que pasó como aprendiz de diseñador gráfico en Peret, en Barcelona, fue un momento clave en su carrera profesional. Al final de este tiempo, regresó a Zaragoza, donde estableció su propio estudio Camaleón. Desde entonces principalmente ha trabajado en diseño editorial, ilustración y carteles.

Image

Image

Sus influencias son muchísimas y muy variadas.
Como diseñador gráfico pues las influencias propias del entorno, de la imagen. Pero no solamente eso, sino que vienen del mundo de la expresión teatral, o de la poética, o de la literaria, del cine, de la música. Es una persona que intenta nutrirse de todo aquello que sirve para potenciar una cierta sensibilidad. Cada día se documenta mediante diferentes medios para conocer otras maneras de trabajar.
La obra de Isidro está plagada de influencias de las primeras vanguardias artísticas, igual que la poesía de Pablo Neruda: greguerías, caligramas, cadáveres exquisitos y poemas visuales.

Image

Image

Cuenta con más de 30 libros publicados. Su obra ha sido objeto de exposiciones individuales.
Hace identidades corporativas para empresas, ilustra libros y diseña sus portadas, realiza los títulos de créditos de películas, hace gráfica social, pero en lo que más cómodo se siente es haciendo carteles.
El tiene muchos libros en el mercado y sus trabajos recibieron ya numerosos premios. Sus obras acaparan desde el diseño de la lona de Expo Zaragoza 2008, pasando por la señalización realizada íntegramente en cartón para el Pabellón de España de la Exposición Universal de Shanghai 2010, hasta el diseño del nuevo grafismo del Centro Dramático Nacional de España.

Image

Sueños de Helena
Los collages de Ferrer constituyen un mosaico de emociones en los que el artista se vale de prácticamente cualquier técnica así como de todo tipo de materiales para recrear las ensoñaciones de Galeano, interpretando con admirable acierto la belleza de las noches de Helena. Materiales vivos, vividos, recogidos de una playa o una escombrera como el propio ilustrador indica, que terminan por darle cuerpo a una interpretación artístico-freudiana de mundo onírico mostrado en “Los sueños de Helena”; el paso del tiempo reflejado en esos materiales constituye un valor añadido a la ya de por si magnífica obra de Ferrer: la idea de construir representaciones oníricas en base a materiales desechados contiene tanta fuerza lírica que es el sustento perfecto a la prosa poética del uruguayo.
Cuando se le preguntó si para ilustrar los poemas de Neruda, había elegido responder las preguntas o agregar más preguntas, el recuerda: “Pasé un tiempo dejando las preguntas perdiendo el tono de interrogación a fin de no buscar soluciones o generar dudas. El libro de las preguntas es un libro extenso, cada pregunta genera nuevas preguntas, pero ninguno de ellas necesitan ser contestadas”.

Image

Image

Isidro Ferrer, es un poeta visual que, aunque no se considere artista y defienda que el diseñador está al servicio de otro, cuyo trabajo es siempre un tipo de encargo creativo que seduce y inspira.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s